domingo, 4 de marzo de 2012

RESUMEN "LIBROS Y CARTAS DEL NUEVO TESTAMENTO " - Lic. Manuel Calle R.


CARTAS DEL NUEVO TESTAMENTO

I.            EPÍSTOLAS DE SAN PABLO

INTRODUCCIÓN

a.           LA PERSONA DE PABLO: Pablo de Tarso de Cilicia, hacia el año 10 de nuestra era, de una familia judía (Tribu de Benjamín), recibió instrucción de Gamaliel (educación con doctrina farisea). En camino a Damasco conoció a Jesús Resucitado, donde se convierte después en el apóstol de los gentiles. Inicia muchos viajes  (desde el 50) donde escribe a las comunidades cristianas apoyándolos bajo sus epístolas pastorales. Fue martirizado en Roma (entre los años 64 y 68). Su personalidad es apasionada, que se entrega sin medida a un ideal, Dios lo es todo para él, abnegado (se entrega al servicio de los demás), humilde, porque atribuye a Dios las grandes cosas que se realiza en él. Su predicación es “Kerygmatica” (proclamación de Cristo Resucitado conforme a las escrituras 1Cor 2,2; 15, 3-4; Gal 3, 1; Rom 2, 16; 16, 25.
Es un testigo directo, en el cual, su convicción lo apoya en su experiencia personal, porque él ha visto a Cristo. Pablo posee una cultura griega aceptable, enriquecida por sus contactos con el mundo grecorromano, esto se refleja en sus cartas por el modo de pensar (lenguaje y estilo).
b.           LAS EPÍSTOLAS DE PABLO:  Son escritos de ocasión, no son tratados de teología, no son cartas puramente privadas ni epístolas puramente literarias, sino exposiciones destinadas a lectores concretos, en último termino, a todos los fieles  de Cristo. En las cartas (su orden) podemos ver la evolución del pensamiento teológico que tiene éste.

CARTAS DE PABLO:

Mostraré en las cartas cuales eran sus problemas, y motivaciones que tuvo Pablo para escribirlas, lo haré en un orden de evolución, según su pensamiento teológico, no, como está en el Nuevo Testamento.

  1. PRIMERA EPISTOLA A LOS TESALONICENSES

Estamos en el año 50, Pablo se encuentra acompañado de Silas y Timoteo (Corinto). Timoteo ha realizado una visita a los cristianos de Tesalónica y trae noticias a Pablo de la campaña de desprestigio que hacen los judíos contra él (esto  obligó al Apóstol  a marcharse). Timoteo trae también algunas preocupaciones de los cristianos sobre su fe y en particular sobre la próxima venida de Jesucristo, sobre que sucederá con los cristianos que ya han fallecido cuando Cristo venga, le piden a Pablo que venga a visitarlos, por eso éste escribirá la carta.
Primero, éste empieza con una acción de gracias a la comunidad, la buena acogida que ha tenido el mensaje desde un principio (2, 10), les dice, que no ha podido visitarlos y que todos los impedimentos es por Satanás, que se opone a la evangelización (17, 3-5).  Segundo, habla sobre la venida del Señor (los difuntos cristianos). Que Cristo vendrá e instaurará una gloriosa venida, será una era de amistad, de paz, y, les pide que tengan una actitud de espera (4, 1-5 , 22). Pide que se esfuercen por agradar a Dios (4, 1-8), que progresen en el amor, que el trabajo es un modo de tener activo el amor entre todos (testimonio) (4, 9-12).
Que no se inquieten los difuntos, porque la muerte es un paso necesario para estar con el Señor (4, 13-18), les pide que estén vigilantes y atentos (5, 1-11), que una vida autentica es que se preocupen todos por todos en la comunidad, que oren y se aprecien (5, 12-22). Se despide con un “beso santo”.

  1. SEGUNDA EPISTOLA A LOS TESALONICENSES

Pablo está en Corinto y vuelve a escribir, ésta es impersonal porque se preocupa más por la enseñanza, quiere corregir falsas interpretaciones que habían hecho de sus palabras en la primera carta.
Corrige, sobre la venida inminente de Jesús, las tribulaciones que padece un cristiano, que Dios no dejará impune las injusticias y que se mantengan firmes en la fe (6, 2 , 12). Sobre que la venida es eminente, Pablo desautoriza tal afirmación, pues tuvieron una percepción engañosa sobre las palabras escatológicas que él mencionó antes (2, 1-3).
Las señales para la venida del señor son: apostasía, que es por influjo de Satanás, alude a las persecuciones  en las zonas del imperio por las autoridades romanas (2, 4-12). Sobre la escatología que la comunidad espera, reitera la fidelidad a la enseñanza, oración comunitaria y trabajo (3, 13-15 ; 3, 1-15; 3, 6-12). Se despide con oraciones y deseos de paz y comunión con el Señor.

  1. PRIMERA EPISTOLA A LOS CORINTIOS

Mientras Pablo escribía a los Tesalonicenses, él evangelizaba Corinto (50 al 51), construyó ahí una floreciente comunidad, integrada por gente sencilla y trabajadora, Corinto era una ciudad comercial y portuaria  (foco de cultura griega), entonces, en los contactos con los neófitos cristianos, estos planteaban problemas delicados (dudas de fe); estos eran: que había partidos en la comunidad (1, 10 ; 4, 21), pues algunos se alineaban a personajes como Apolo, Pablo, Cefas…, él rechaza tales agrupaciones (inmadurez de fe), pues, estos más se dirigen a la sabiduría que a la acción del Espíritu, aprovecha esa oportunidad para decirles como es el ministerio de un apóstol, que no se alinean a lideres humanos sino a Cristo-Dios (3, 21).
En los referido al incesto, en el cual un cristiano se ha casado con su madrastra (5, 1-13), él menciona que es una impureza que se debe eliminar de la comunidad, les pide que eliminen la vieja levadura ante la proximidad de pascua; Pablo no quiere enjuiciar la conducta de los no cristianos. Ante los tribunales paganos, les dice que ellos tienen la suficiente capacidad para solucionar los conflictos (6, 1-11), les pide el amor fraterno ante ello. Sobre la fornicación, les dice que los cristianos forman parte del cuerpo de Cristo, son miembros de su cuerpo y que no lo pueden entregar a los desordenes sexuales (6, 20). También se le consulta sobre: matrimonio y virginidad (7, 1-40); sobre, la pareja de un cristiano con una pagana, los no casados, las vírgenes, viudas etc, les dice que la fidelidad es un precepto del Señor ante el matrimonio. Sobre las inmolaciones a los ídolos (animales sacrificados en templos paganos) el problema era si se puede comer esa carne, y si así se participa al comerlas de ese culto pagano, Pablo les responde que los ídolos no son nada, no se contaminan y que no se planten problemas de conciencia. Sobre el comportamiento en las asambleas litúrgicas, sobre si las mujeres tienen que estar en una sala exterior durante la celebración, sobre el afán protagonista de algunos lideres (11, 2-14) que rompen la comunión de la asamblea, también, sobre si los carismas son para provecho personal (12, 1-31); todo esto impulsa a Pablo a escribir sobre el amor (13, 1-13), luego, Pablo exalta la resurrección de los muertos, la inmortalidad sobre este cuerpo caduco y temporal (15, 54-57). En su despedida se resalta la reunión de los fieles en el primer día de la semana (domingo) y que éste será el día del Señor (16, 1-24).

  1. SEGUNDA EPISTOLA A LOS CORINTIOS

Después de escribir la primera, surge una crisis en Corinto, y éste visita las comunidades con un carácter enojoso, veremos: aquí Pablo esta atravesando momentos de tribulación, peligro de muerte y encima la crisis de Corinto, hace que Pablo pretenda ganarse el ánimo de los Corintios (1, 1-11). Pablo responde las criticas que se hace a su ministerio (sobre su autoritarismo, su volubilidad en los cambios de planes referidos a sus viajes) (1, 12), éste se defiende. Que su actuación ha sido sincera, de buena conciencia y que su corrección es para que se arrepientan y no para la tristeza. Que ha ejercido su ministerio con autoridad porque lo ha recibido del mismo Cristo (2, 14), que no es su negocio particular, sino una misión recibida, que no le ha sido fácil mantenerse fiel a su ministerio (4, 7-6), que su motivación es el amor a ellos (6, 11). Sobre las colectas, les pide ser generosos (8, 1-9), avala y recomienda la recaudación (8,16), ya que la colecta es una gracia, un servicio que brota de la comunión de fe. En lo referido a su ministerio (criticas) (10, 1-12), habla de su misión, de que no ha invadido territorios de otros evangelizadores, que no quiere ser una carga para nadie, él ve en la evangelización una gloria que nadie le arrebata (11,10), que no lo deben comparar con otros, les pide a los corintios, palabras y obras (12,11). Se despide con un beso santo, signo de la comunión fraterna (13, 1-13).

  1. EPISTOLA A LOS GALATAS

Pablo dirige esta epístola desde Macedonia o Éfeso (54-55), ésta está provocada por una situación surgida, que los de la comunidad de Jerusalén, pretendían la obligatoriedad de la ley judía  “judaizantes”, esto altero el ánimo de los gálatas, porque los privaba de la libertad que él les había enseñado.
Empieza diciendo Pablo que los judaizantes les están enseñando otro evangelio distinto de los que él les anunció (1, 1-10), muestra él su credencial de Pablo el evangelizador (1,12), que como los judaizantes asentaban dudas en su ministerio, él dice: que recibió el llamado de Dios (Cristo), que esa misión fue refrendada por la comunidad de Judea (2, 1-10). Expone que el hombre no se justifica por las obras de la ley, sino por la fe en Jesucristo (2, 16), que la escritura lo prueba también (3, 6-14), que han recibido el Espíritu no por cumplir la ley, que no conocían (los gálatas), sino por la fe en la predicación (3, 1-5). Dice que la ley no puede estar encima de las promesas (3, 15-22), que la ley coarta la libertad del hombre mediante normas y prescripciones; en cambio, la fe da libertad (3, 23) nos hace adultos, capaces de ser hijos de Dios y de llamar Padre a Dios. La libertad del evangelio consiste (5, 1-6) en no someterse a las leyes judías (circuncisión), llevar una vida guiada por el Espíritu, una vida libre, es la que esta regida por la ley de Cristo (6, 1-10). Esta vez, la despedida es “seca” (6,11), nos dice que lleva en su cuerpo las cicatrices de los malos tratos soportados por el evangelio.

  1. EPISTOLA A LOS ROMANOS

Pablo en Corinto (55-56) a punto de ir a Roma y de allí a España, expondrá una solución al problema judaísmo-cristianismo, retoma esas ideas y lo argumenta doctrinalmente. La salvación por la fe ofrecida a todos los hombres sin distinción alguna (1,16), dice que el evangelio es fuerza salvadora, tanto para el griego, como para el judío, y que necesitan de esa fuerza, pues todos han caído en el pecado (1,18), la respuesta a esta caída es la fe. Prueba su tesis al estilo rabinito (3, 21) basándose en la historia de Abraham, que ésta se actualiza con la fe en Jesús, muerto y resucitado para justificación de todos los hombres. Aclara que esa justificación (5, 1-8) se ofrece por la fe en Jesucristo que llega a ser el centro de la reflexión teológica de Pablo (5, 1-7); que la justificación es principio de una vida por el Espíritu, aborda así la ley mosaica en la comunidad cristiana, diciendo que la ley no aporta nada a la vida de los creyentes, que la ley ha tenido su función en la historia de la salvación, que es ser: el pedagogo que ha conducido a Israel (7, 7, 25). Dice que Israel esta dentro del plan de salvación (9, 1), que ésta será salvo (11, 25).
En lo referido a los creyentes pide un culto más espiritual (12, 1), que ayudemos a los débiles de fe (12, 9), pide a los romanos que se comporten como buenos ciudadanos para no provocar a las autoridades, que cumplan con sus obligaciones cívicas (13, 1-7).

  1. EPISTOLA A LOS FILIPENSES

Filipos es una ciudad importante de Macedonia (colonia romana), los fieles le dieron muestras de aprecio, Pablo les agradece porque estuvo preso y estos lo ayudaron (4, 10-20). Es una carta de un amigo que lleva en su corazón a sus colaboradores (1,1-11), les da a conocer su situación personal (preso en Éfeso), pide que vivan en comunión, sencillez, que el ejemplo sea Cristo, que éste se humillo y se hizo servidor y esclavo de todos (2, 6-11), que se muestren obedientes al plan de Dios, que vivan con alegría su fe (2,12-18), les anuncia que enviará a Timoteo y Epafrodito que les expondrán sus sentimientos de cariño a ellos (2,19). Habla sobre los peligros que afrontan con los misioneros judeocristianos (3, 2-4), estos querían imponer la ley mosaica (circuncisión), ahí Pablo reacciona con frases duras “atención a los perros” (3, 2), él se muestra como ejemplo, un judío circuncidado que ahora corre como un atleta a la meta llamada Cristo (3, 4-21). Les agradece por la ayuda recibida (4, 10-21) con palabras cariñosas.

  1. EPISTOLA A LOS COLOSENSES

Ha surgido una crisis en Colosa, que no fue evangelizada por Pablo, sino por Epafras, éste ha traído noticias alarmantes y Pablo responde ante las especulaciones judías, sobre la marcha del cosmos que compromete la supremacía de Cristo. Pablo empieza alabando su fe y fidelidad, habla de la primacía de Cristo en la primera y la nueva creación (1,15), habla de la preexistencia de Cristo y que éste está a la cabeza de esa nueva humanidad, que todo el cosmos ha sido subyugado a Cristo, que no tienen que obligarse en los referido  a leyes comandadas por ese cosmos (2, 8. 20). Habla sobre la vida en la nueva creación (3, 1-4), que en el bautismo surge el hombre nuevo, exhorta a la familia cristiana.
Se despide pidiéndoles que intercambien las cartas enviadas por él entre las comunidades (4, 7-18).

  1. EPISTOLA A LOS EFESIOS

La problemática es la misma de Colosences, pero aquí los profundiza, sobre las potencias que son sometidas a Cristo victorioso, que él es la cabeza de la nueva humanidad, que está nueva realidad es la iglesia, como nuevo cuerpo de Cristo (1, 23).
Inicia con un saludo breve e impersonal, hace suponer que es una epístola que va dirigida a todas las comunidades “epístola circular”. Empieza con un himno que sirve para plantear el gran proyecto de Dios  que es salvar a la humanidad en Cristo (1, 3-14), lo hace mediante 6 bendiciones salvíficas de Dios: hace un llamamiento a los hombres, Jesucristo Hijo de Dios, la vida histórica de Cristo inicia el proyecto de Dios, toda la humanidad recibe unidad en Cristo (1,7-8); el proyecto es salvar a la humanidad, Israel y a los no judíos. Habla de que Cristo es la paz (2, 1-22). Pide que vivan el “ministerio” en la vida de la comunidad cristiana (4, 1-6), pide comunión a todos los creyentes, un nuevo estilo de vida (hombre nuevo); a la familia cristiana, les pide estar vigilantes (6, 10-20).

  1. EPISTOLA A FILEMON

Aquí, Pablo se encuentra preso en Éfeso (52-54), escribe a su amigo Filemón, un cristiano convertido por él. Esta carta es para anunciar el regreso de su esclavo fugitivo (Onésimo), convertido también para Cristo, Pablo quiere ahí solucionar el conflicto que se ha suscitado entre Onésimo y Filemón; se plantea, el problema de la esclavitud (dueño y esclavo cristiano), Pablo esboza que estos ya no deben vivir así, que ellos son 2 hermanos al servicio del mismo Señor.

EPISTOLAS PASTORALES:

El objetivo es resolver los problemas de unas comunidades cristianas bastantes distintas entre sí. Las cartas de Timoteo y Tito hay que situarlas hacia finales del siglo I.

  1. PRIMERA EPISTOLA A TIMOTEO

Contiene un saludo breve. Se ve una actitud responsable de Timoteo ante las falsas doctrinas, que vienen del mundo judío, sobre las genealogías del A.T., preceptos legales, matrimonio y resurrección; es decir, el modo de encararlas; se busca aquí, que enseñar una doctrina segura (1,3-20).
Habla de normas concretas para regir la comunidad cristiana, sobre la oración litúrgica, compostura de las mujeres, habla de los colaboradores de Timoteo, como los presbíteros, diáconos, quienes deben observar una conducta de acorde con la misión que tienen en la comunidad (3, 1-13). La responsabilidad que tiene Timoteo al frente de la comunidad que es envenenada por los que enseñan falsas doctrinas (6, 11-16), hay algunos que discrepan que todo lo creado sea bueno (4, 4); les da responsabilidades a las viudas, esclavos, presbíteros y ricos (6, 17-19). Termina pidiendo fidelidad a la enseñanza recibida  frente a las palabrerías judías y gnósticas.

  1. SEGUNDA EPISTOLA A TIMOTEO

Esta carta empieza con un saludo de gracias, es más directa y personal, está dirigido a una persona individual, no a una comunidad. Se dirige a Timoteo, el responsable de la comunidad de Éfeso, ahí Pablo le recomienda: fidelidad al mensaje de Jesús (1, 6-18), dedicarse a la trasmisión del mensaje, que la misma fidelidad a Jesucristo acarrea contratiempos (2,8-13), firmeza y claridad ante las falsas doctrinas de origen judío y griego (2, 14-21), vigilancia ante los tiempos últimos, que el conocimiento de las escrituras ayuda a mantenerse fiel, nos da una exhortación a la fidelidad (4,1-5), le proporciona noticias sobre el fin de su  cautiverio en Roma (4, 6-8) como una serie de recomendaciones.

  1. EPISTOLA A TITO

Tito es un colaborador de Pablo, está al frente de la comunidad de Creta, su contenido se parece al de Timoteo, porque tiene instrucciones de cómo gobernar a una comunidad cristiana. Le dice que los presbíteros y epíscopos han de tener unas cualidades determinadas (1,5-9).
Sobre las falsas doctrinas que están afectando a la comunidad, denota que hay desviaciones y falsas interpretaciones del mensaje de Jesús (leyes y costumbres) que éstas desvirtúan el valor del evangelio (1, 10-16). Le pide una atención esmerada en las comunidades de los jóvenes, ancianos y esclavos, que estos procuren una conducta ejemplar (2,1-10), indica que el ámbito de la comunidad es sobre Jesús resucitado (2,11-15).

II.         EPÍSTOLA A LOS HEBREOS

La paternidad paulina de esta epístola ha sido desde antiguo, motivo de discusión, parece que el autor se encuentra en Italia (13, 24), parece que se escribe antes de la catástrofe del año 70.
Esta epístola tiene la espontaneidad de un lenguaje hablado, mal encajados dentro del contexto, incluso, no encuadra bien si es el género de una homilía. Es una epístola que va dirigida a los hebreos convertidos que vivían en ambientes helénicos o bien gentiles fascinados por el culto hebreo. Los temas son: Jesús, Hijo de Dios, presente en la palabra, proyecto de Dios  desde el principio de la creación, el único sumo sacerdote (1,1-4).
El autor parte de una dialéctica rabínica para probar que Jesús es el Hijo de Dios, superior a los ángeles (1,5-14), que su enseñanza es autentica (2,1-9). Dice que Jesús es el verdadero sumo sacerdote del nuevo pueblo de Dios (3,1-5), que la palabra de Jesús tiene garantía, por ser palabra de Dios, compara la función transmisora de Moisés  con la de Jesús, dice que Jesús es Superior a Moisés (3,1-4). La naturaleza del Sumo Sacerdocio de Jesús (5,11), que la vida cristiana es el mejor antídoto ante los peligros de la apostasía, que el sacerdocio de Cristo es superior al sacerdocio del Levítico (7,1-28), que Cristo no depende de ninguna ley, ni es temporal, pues ha sido instituido por el mismísimo Dios, para siempre (7,26), el sacerdocio del A.T dependía de la Tienda y en el Santuario, que era parte de una alianza imperfecta, ineficaz, en cambio la de Jesús es perfecto, celestial, de una alianza definitiva y nueva (9,26). Nos dice que el sacerdocio de Jesús es una realidad nueva (10,1-18), que anula los sacrificios a la Tienda, les exhorta ante el peligro de la apostasía, les dice que quien preside la comunidad es el Sumo Sacerdote Jesús (11,1-13), que ésta se basa en la fe a un Dios personal por medio de Jesús, sumo sacerdote (12,2). Concluye con una bendición final y breves noticias.


III.       EPÍSTOLAS CATÓLICAS

Son epístolas no atribuidas a Pablo, por esta razón, se reúne en una sola colección. Se les llama “católicas” porque no van destinadas a una comunidad o personas particulares, sino, se dirigen a los cristianos en general.

1.           EPISTOLA DE SANTIAGO

Esta epístola tuvo una aceptación lenta y dificultosa en la iglesia, a partir del siglo IV se impone su aceptación. Santiago desempeñó un Papel preeminente en la iglesia de Jerusalén  (Hec 12,17), murió mártir en el año 62 a manos de los judíos, éste es distinto de Santiago apóstol, hermano de Juan (Mt 10,2) a quien Herodes le dio muerte (año 44).
Este escrito quiere llegar a las 12 tribus de la dispersión (1,1), a los cristianos de origen judío, dispersos en el mundo grecorromano (Siria, Egipto). El escrito parece una homilía, tiene exhortaciones morales sin gran cohesión.
Nos habla del valor didáctico que se tiene en las pruebas, tribulaciones (1,2-27), porque éstas ayudan a contribuir y dar firmeza a la fe, como también a  aceptarlas con gozo, que proceden del bien (Dios).
Sobre la vida de la comunidad cristiana sus rasgos son: la igualdad entre los miembros (2,1-13), la buena conducta en no ofender con la lengua (2,14), que hay que tener una vida libre de ambiciones y envidias(4,1-5), que hay que compartir los bienes. Concluye dando directrices en las catequesis, sobre la venida del Señor, sobre firmezas en las pruebas, sobre la unción de los enfermos (5,7-20).

2.           EPISTOLA DE SAN JUDAS

El autor se hace llamar “el hermano de Santiago” (1,1), pero él mismo se distingue del grupo apostólico (1,17), esta epístola ya era aceptada desde el año 200, ya que, ante tantas apócrifas, suscito ésta,  dudas.
El autor quiere enfocarse en  unas comunidades que atraviesan dificultades como la impiedad, blasfemia, desenfreno etc. Este escrito desea poner en guardia a los cristianos ante desviaciones de algunos miembros de la comunidad (1,1-4), a los desviados doctrinales les llama “alucinados en sus delirios” (1,5-16), para corregir las desviaciones que padecen en la comunidad, les pide fidelidad ante las enseñanzas y corrección fraterna (1,17-23).

3.           PRIMERA EPISTOLA DE SAN PEDRO

Lleva el saludo de su autor Pedro, entonces fue admitida sin oposición (1,1), fue utilizada esta carta por Clemente de Roma. El apóstol escribe desde Roma, donde se encuentra con Marcos, se dirige a los cristianos de la dispersión, parece una carta circular.
En la carta, Pedro hace uso de la carta a los Romanos y Efesios, ya que él no poseía la envergadura teológica de Pablo. La epístola es del 64 (antes de ese año).
Pedro inicia enumerando a las comunidades, dice que Las comunidades cristianas son herederas de la salvación (1,3-2), que la salvación brota de la semilla del evangelio y que los creyentes son las piedras vivas (2,4-10). Dice que las comunidades son el signo de la salvación (2,11), que un nuevo estilo de vida debemos de tener, los que tienen la responsabilidad sobre las comunidades, deben cumplir su servicio con honestidad (5,1-5), que Cristo nos ha dejado un modelo para que nosotros sigamos sus huellas (2,21). En su despedida nos damos cuenta del redactor Silvano, da saludos de parte de su “hijo” Marcos, subraya clamor y comportamiento ciudadano (5,12-14).

4.           SEGUNDA EPISTOLA DE SAN PEDRO

En el escrito previene contra los falsos doctores que siembran inquietud en las comunidades, la epístola se dirige a comunidades mixtas, el autor reconoce la propia cadena de la autoridad. Muchos piensan que es un escrito del siglo II (1,12-15).
El autor empieza el saludo con La practica de las virtudes (1,1-2), les da fundamentos a las comunidades cristianas como: el llamamiento de Dios para participar en la promesas divinas (1,3-11) que la enseñanza es recibida de los apóstoles (1,12-18), que la escritura centraba la enseñanza catequética, que ésta es escritura inspirada, comunicada por el Espíritu a través de personas que hablan en nombre de Dios (1,19-21). Nos habla de los peligros que tiene la comunidad, sobre los falsos profetas (2,1-22).
Es una comunidad que espera la escatología, que la venida de Cristo es incierta (tiene armonía con los demás escritos, como la de Pablo) y que no debemos de preocuparnos, porque para Dios un día es como mil años y viceversa (3,8), pide que estemos vigilantes. Se despide pidiendo que crezcan en la gracia y el conocimiento del señor.

5.           PRIMERA EPISTOLA DE SAN JUAN

Ésta, está ligada al Evangelio, es de finales del siglo I. el escrito no dice quien la escribió, porque a veces habla en plural, como si la comunidad fuera la autora, pero se le atribuye a Juan evangelista. Empieza con un estilo solemne, el tema de Jesús como Palabra de vida. Que la comunidad es el camino de luz (1,5), que Dios es la luz y que los de la comunidad participan de esa luz, que esto se traduce en la vivencia del perdón y fidelidad a la enseñanza recibida (2,7-17). Nos dice que la comunidad es la familia de los hijos de Dios (2,18) y describe las notas de esa familia: que el núcleo familiar es clamor del Padre (3,1-10), que el distintivo de la familia es el amor (3,11-24) y que el referente de esta familia es el Espíritu (4,1-6).
Nos habla que la familia de los hijos de Dios es comunidad de amor y de fe, nos pide ser familia de Dios y caminar en la luz (amor fraterno) (4,7).
Como ocurre con el evangelio esta carta sufrió adiciones complementarias como: oración por los pecadores, certezas de la fe, los ídolos (5,14-21).

6.           SEGUNDA EPISTOLA DE SAN JUAN

Es un escrito breve de 13 versículos, el autor se hace llamar el presbítero, que ha sido identificado a San Juan, nos dice que la comunidad destinada es calificada como “señora elegida”.


7.           TERCERA EPISTOLA DE SAN JUAN

Es un escrito de 15 versículos, le escribe a un responsable de una comunidad llamado Gayo, le dice sobre el modo de acoger a los enviados misioneros. Reprende la conducta de otro miembro responsable de la comunidad, llamado Diotrefes, porque no sigue las instrucciones del Presbítero en la acogida a los misioneros.

 Lic. Manuel Calle Reyes.
                                                       Firenze - Italia (2)
 
"comenta y recomienda mi página, espero te haya servido la información".

Publicar un comentario